Carrilleras con arroz basmati

Nuestro amigo José Antonio nos envía esta rica receta de carrilleras:

IngredientesCarrilleras

  • Carrilleras
  • 2 cebollas
  • 1 tomate
  • 3 puerros pequeños
  • ½ pimiento rojo y verde
  • 1 diente de ajo
  • ½ vaso de vino blanco
  • Un vaso de vino tinto
  • Sal
  • Flores comestibles

 Para acompañar:

  • Setas
  • Arroz basmati
  • Pimientos del piquillo
  • 1 diente de ajo

Lo primero en una cazuela con aceite muy caliente, freír hasta dorar un poco las carrilleras troceadas, retirarlas en un plato y en ese mismo aceite rehogar la verdura troceada, la cebolla, el pimiento, los puerros y el ajo, cuando esté casi rehogado añadir el tomate pelado, troceado muy fino, y freir unos minutos. Una vez hecho esto añadir el vino blanco y dejar evaporar dos minutos, en la misma cazuela, con la batidora, triturar todo muy fino, para después añadir el vino tinto, incorporar la carne y dejar cocer dos o tres horas hasta que se vaya reduciendo la salsa y quede bastante espesa. Si durante la cocción nos quedamos sin salsa y todavía las carrilleras no están tiernas podemos incorporar un poco de agua, y dejar cocer hasta que la carne esté tierna.

Las setas las ponemos en una sartén en trozos grandes, y las damos vuelta hasta que esté a nuestro gusto, en punto de cocción. Al servirlas freímos en un poco de aceite el ajo muy picado y lo vertemos por encima.

El basmati se cuece en abundante agua durante unos 12 minutos aproximadamente, y luego se escurre, este arroz queda bastante suelto. También se puede utilizar otro tipo de arroz.

La presentación de la foto puede ser una idea, pero cada uno que lo haga su gusto.

 

Callos ricos, con fundamento

Esta es la  receta divina de Lucía de los callos ricos, ricos y con fundamento. Primero procederemos a cocer los callos con la pata en trozos más o menos grandes como la palma de la mano, con sal, puerro, zanahoria, cebolla, tomate y ajo.
Una vez cocidos se tocea en trozos pequeños y se quita el hueso a la pata y se parte. Se cuela el agua y se reserva un poco si se quiere .
Se coje una sarten y procederemos a hacer el sofrito, con cebolla, un buen chorizo, un buen jamón serrano, un poco de harina y un poco de pimentón, con mucho cuidado que no se queme. Seguido se añade un poco de agua de la cocción anterior  y se deja cocer un poco. Seguidamente procederemos a añadir los callos, de Carnicería Javier, por supuesto, y dejaremos cocer otro rato. Luego añadiremos unos buenos pimientos de piquillo y tamién  unos dos clavos y un poco de nuez moscada. Y ya están para chuparse los diez dedos.
Espero que os guste .

Lucya Cruz